Camisa y saco, pantalón y zapatos oscuros: Germán Martitegui está serio. Delante, lo escuchan Roberto Moldavsky y el Turco García. Del otro lado de la pantalla esperan millones de espectadores, en vivo y en directo. Algo que hace mucho no sucedía en la televisión abierta. “Quién deja hoy las cocinas es…”, dice Germán y hace una pausa. La música sube el volumen y llega, al fin, la revelación: “Moldavsky”.